Historia / 2007

mapa de las murallas de Pamplona en 2.010 Baluarte de Labrit Fortín de San Bartolomé Baluarte de San Antón Revellín de Santa Lucía Baluarte Real Revellín de Santa Clara Contraguardia de Santa Clara Baluarte de Santa María Revellín de Santa Isabel Contraguardia de Santa Isabel Baluarte de Santiago Revellín de Santa Ana Baluarte de la Victoria Ciudadela Baluarte de la Taconera Revellín de San Roque Baluarte de Gonzaga Plataforma de Palacio Baluarte del Abrevador Baluarte bajo del Pilar Baluarte de los Reyes Baluarte del Redín Baluarte bajo de Nª Sª de Guadalupe

En 1964 la Ciudadela fue cedida por el Ejército al Ayuntamiento de Pamplona. El acto oficial de su cesión tuvo lugar en 1966. A partir de esta fecha, se inició una etapa de recuperación y restauración de la fortaleza. Gracias a estos trabajos, la Ciudadela de Pamplona fue declarada Monumento Histórico Artístico de carácter Nacional en 1973.

Ya en el siglo XXI, el Ayuntamiento de Pamplona, con apoyo de la Institución Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra y el Ministerio de Cultura del Gobierno de España, promovió un ambicioso plan para la restauración y conservación de sus fortificaciones.

A partir 2005, se llevaron a cabo diferentes actuaciones tanto de restauración y conservación como de accesibilidad y movilidad. Entre las numerosas obras que se han realizado en estos años destaca la construcción de una nueva Estación de Autobuses subterránea que fue inaugurada en 2007; un hito urbanístico al suponer la unión de modernidad y tradición puesto que, gracias a su ejecución, volvió a ver la luz el revellín de Santa Lucía y se recuperó como zona verde gran parte del glacis de la Ciudadela que, hasta entonces, había sido ocupado por un aparcamiento de vehículos en superficie.

En marzo de 2011 fue inaugurado el Centro de Interpretación de las Fortificaciones de Pamplona, ubicado en el recién restaurado fortín de San Bartolomé. Este mismo año terminaron las obras de restauración de los revellines de Santa Ana y Santa Isabel, además de la Puerta del Socorro, completándose de esta forma la rehabilitación de las defensas exteriores de la Ciudadela. Entre 2013 y 2014 fue restaurado el baluarte de Labrit, el más antiguo junto el del Redín, de todo el recinto amurallado.

Por tanto, esta década ha sido fundamental para el recinto fortificado de Pamplona pudiendo decirse que, en la actualidad, se encuentra restaurado en su práctica totalidad.

Todo este esfuerzo por recuperar, restaurar, rehabilitar y llenar de vida y actividad el conjunto fortificado de Pamplona fue reconocido con un doble galardón en la edición 2012 de los Premios Unión Europea de Patrimonio Cultural – Premios Europa Nostra: premio en la categoría de conservación y el premio especial del público.