Albisteak

Finaliza el plan paisajístico del Labrit y el frente de la Magdalena

Baluarte-Labrit_P1190656b

Han concluido ya las obras del Plan Paisajístico del Baluarte del Labrit y el frente de la Magdalena, tras la instalación final de la iluminación ornamental, la resiembra de las praderas, la creación de una ‘gran jardinera’ ornamental en el talud bajo la plataforma del frontón y la actuación sobre la masa arbórea. Esa es la parte que se ve a simple vista. Lo que es menos evidente es que, en esta obra por primera vez, se ha realizado una instalación sostenible del agua proveniente de las escorrentías en la base de la muralla, en la línea actual de la normativa europea para mejorar la calidad del vertido de las aguas continentales. Esta mañana han bajado a visitar el espacio los miembros de la gerencia y la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona.

Ha quedado abierta la plataforma adyacente al Baluarte del Labrit, así como el camino que discurre por el frente de murallas de la Magdalena. La intervención municipal tenía como objetivo conciliar los usos del patrimonio fortificado con una zona de interés paisajístico por medio de la mejora de un camino peatonal que permitirá acceder a la parte antigua de la ciudad, desde la entrada del Camino de Santiago.

Las obras, cuyo coste final ha sido de 378.575 euros, han sido ejecutadas por la empresa Arian sobre el proyecto de los arquitectos Marta y Miguel Monreal y la arquitecta técnica municipal Susana López. Al formar parte de FORTIUS esta intervención está cofinanciada en un 65% por la Unión Europea (fondos FEDER). FORTIUS es un programa de puesta en valor del patrimonio fortificado incluido en el POCTEFA, Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España – Francia – Andorra, a través de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP). El proyecto de ordenación paisajística se enmarca en las actuaciones que desde 2012 han llevado a cabo a través de este programa.

Drenaje sostenible como opción de control de escorrentías

Después de la restauración del Baluarte del Labrit, en el frente de la Magdalena, el Consistorio decidió actuar sobre un espacio infrautilizado: el camino peatonal que, desde la base de la muralla, ahora permite acceder a la plataforma próxima al Jito Alai en la base del baluarte, sobre la que descansa uno de los brazos de la pasarela en “Y”; desde ese espacio se conecta el paseo con el parque de Media Luna.

A efectos de itinerarios peatonales, también mediante un camino de unos 350 metros que se ha organizado en un sistema de rampas que disminuyen el desnivel, ahora se puede acceder desde la parte baja del talud a la caserna del baluarte, ya que en la restauración del baluarte del Labrit se recuperó un acceso ya conocido (puerta al fondo del espacio) pero hasta ahora cerrado. Las obras han permitido la modificación de firmes con dos tipos distintos de pavimento en la ejecución de nuevos caminos

Pero, además, en esta intervención se ha podido actuar sobre el sistema de drenaje de la muralla de forma que, por un lado, se evite que el agua acumulada entre las piedras se congele y expanda deteriorando el lienzo y, por otro, que se produzca el encharcamiento de los caminos de la base de la muralla. La novedad es que la solución dada al drenaje se enmarca en la preocupación de la UE en el manejo sostenible de las escorrentías urbanas para, a la larga, mejorar lo relativo a las aguas continentales en su conjunto. El drenaje se ha resuelto mediante una zanja de grava envuelta en geotextil que acaba en un área de infiltración soterrada realizada a base de arena.

Zonas verdes y arbolado

Los trabajos se han completado realizado la siembra de unos 2.000 m2 de praderas, tanto enuna nueva zona verde en la plataforma junto al Baluarte del Labrit, como en los taludes intervenidos. Concretamente el talud bajo la plataforma se ha aterrazado mediante un sistema de traviesas de madera convirtiéndose en una ‘gran jardinera urbana’ de plantas tapizantes, así como de diversos tipos de arbustos como Rosal Gold Star. En esa ubicación para separar la zona de paseo de la pendiente se ha realizado un seto corrido de una planta aromática: mirto/arrayán. En una esquina de este talud –la de mayor pendiente-, así como en todo el talud de la caserna, se ha colocado una maya de geoceldas para prevenir deslizamientos.

En el espacio de parque situado debajo del Frente de la Magdalena, con árboles y laderas se ha actuado sobre el conjunto de la masa arbórea para sanearla, aclararla y evitar que los ejemplares más próximos a la muralla pongan en peligro su estabilidad. En total se han retirado 34 ejemplares de árbol, por ser especies inadecuadas, poco vigorosas o encontrarse en zonas de alta densidad, y en el conjunto de la intervención, se han plantado otros 50. De ellos en el parque se han colocado hayas, arces, serval blanco, árbol del hierro (Parrotia persica) y cornejo florido; esta combinación aportará color y variedad al paisaje con el paso de las estaciones. En la plataforma del frontón (4) y al final del nuevo paseo, en el espacio enfrentado al baluarte de Guadalupe (3) se han dispuesto ejemplares de los llamados ‘Árboles del amor’.

« Volver